Mi Receta de Torta Negra

En Colombia no es frecuente tener muchos consumidores de torta negra dentro de la población infantil. Primero porque contiene bastante vino con la que se baña para que permanezca bien húmeda y segundo, por el sabor acentuado a especies que no es muy atractivo para el paladar de los niños.

Tal vez la primera vez que un niño colombiano prueba la torta negra es en su primera comunión. Es una ocasión especial y obliga a tener la torta negra con una decoración bien bonita y especial. En su bautizo, muy seguramente ya tuvo esa torta especial pero ni se dio cuenta. Imposible disfrutar algo de comer a esa edad.

Yo tenía una tía política que hacia la torta negra espectacular y tuve la oportunidad de probar la torta negra antes de mi primera comunión. Fue ella quien me regalo para esa ocasión la torta con la decoración de una iglesia en pastillaje. Me sentí muy orgullosa de tener esa torta en mi fiesta y recuerdo que comí y repetí varias veces. Me encantaba y siempre quería que ella me brindara torta negra cuando iba a su casa.

Jamás supe a ciencia cierta como era su receta. Cuando ya empecé a incursionar en este campo, trate de averiguarle pero se torno celosa y decidí investigar por otro lado. Asistí a varios cursos de panadería y repostería, recopile varias recetas y de todas tome un poco hasta que finalmente di con una que me convenía y gustaba mucho, no solo a mi familia sino a mis clientes y alumnas.

Aquí va la receta de mi torta negra:
Se crema bien 1 libra de mantequilla (puede ser ½ lb. De mantequilla + ½ lb. De margarina) con una libra de azúcar. Agregamos 12 huevos grandes uno por uno, batiendo bien entre cada adición. Aparte cernimos 1 libra de harina con 1 cucharada de polvo de hornear, 1 cucharadita de canela en polvo, 1 cucharadita de nuez moscada y ½ cucharadita de clavos de olor molidos.
Si al agregar los huevos se va aflojando mucho el batido se le puede ir incorporando pequeñas porciones de la mezcla de harina con las especies para recuperar consistencia. Adicione vainilla al gusto y continué agregando la harina poco a poco. Cuando terminamos de añadir la harina se le incorpora ¼ taza de color caramelo y se deja batir solo un poco mas hasta que el color se mezcle bien con el batido. Se para de batir para no trabajar mucho la harina que puede alterar la calidad de la torta. Aparte se ha picado bien la fruta seca: ½ lb. De almendras, ½ lb. de nueces, ½ lb. de pasas, ½ lb. de ciruelas y ½ lb. de brevas, ralladura de limón o naranja al gusto. A mano incorpore la fruta picada para que se mezcle bien. No debe mezclarse con batidora porque se forman grumos.

Para esta cantidad de batido necesita un molde redondo de 12” o dos de 8 pulgadas. Entre menos lleno quede el molde se va a cocinar mejor y en menos tiempo. Engrase bien el molde y espolvoree harina por todo su interior. Vierta la mezcla máximo hasta las 2/3 partes del molde. El molde de 12” se estima para cuarenta personas y tarda en hornearse entre 1 ½ – 1 ¾ horas a 350 grados.

El horno debe precalentarse a esta temperatura por media hora. No debe meterse la torta en el horno sin precalentar porque no desarrolla bien y puede cocerse asentada. Debe esperar por lo menos 1 hora para abrir el horno, si desea chequearla. No mueva la rejilla donde esta el molde o el molde para ver su punto de horneo. Cualquiera de estas tres acciones provocara que se baje y se cocine con un hundido en el centro. Cuando note que la superficie esta bien cocinada acercándose al tiempo sugerido de 1 ½ hora puede probar con un palillo seco en el centro para verificar si ya esta cocinada. Si el palillo no sale limpio es porque aun le falta cocción y debe darle unos 10-15 minutos mas de tiempo en el horno.

Cuando lo retire del horno déjelo reposar en una rejilla de 5-10 minutos. Desmóldelo sobre papel aluminio, levantando los extremos como si lo fuera a tapar. Si la torta ha quedado con el centro levantado, apenas lo saque del horno y antes de voltearlo, recorte hasta emparejarlo. Bañe la torta con una botella de vino dulce, tipo vermouth o a su gusto, tratando de mojarla bien en el centro y por todos los lados. Cubra la torta con plastifilm y enrolle alrededor el papel aluminio con el plástico para que quede bien tapada. Una vez se enfríe la puede refrigerar. Entre más tiempo la deje añejar antes de consumirla es mucho mejor. Ese es el secreto del buen sabor de la torta negra.

Si tiene preguntas, no dude en escribirme. Yo quiero ayudarle a hacer una torta negra de la que se sienta orgullosa.

About these ads

Acerca de rosquines

Colombiana, dedicada a la reposteria por mas de 20 anos. Quiere compartir su favoritismo por la torta negra colombiana y llevarla a todos los colombianos en el mundo entero.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s